hombre-nervioso-por-la-primera-entrevista-de-trabajo

7️⃣ Consejos para PREPARAR una PRIMERA entrevista de trabajo con éxito

El proceso de selección de candidatos es un hueso duro de roer. Muchas personas hacen muchas entrevistas sin conseguir resultados, y esto puede llegar a minar su autoestima. Por eso, es importante comprender lo que se cuece tras la contratación de una persona y en concreto tras una primera entrevista de trabajo para conocer al candidato.

Empezar bien es necesario, la primera entrevista puede resultar ser la única, por lo que nos jugamos todo a esta carta, o una de múltiples entrevistas que irán haciéndonos conforme vaya avanzando el proceso.

Para que estés preparado voy a mostrarte algunos consejos que estén centrados en lo que te puedes encontrar en esta primera entrevista de trabajo.

Si quieres seguir aprendiendo sobre entrevistas de trabajo, lee en cuanto acabes este artículo, estos que te muestro: 👇 👇 👇

Investiga la oferta y a la empresa antes de tu primera entrevista de trabajo.

Esto es algo que voy a repetirlo en cada artículo que haga sobre orientación laboral, porque es básico. Para conseguir algo, tienes que saber lo que quieres, y para encajar en una empresa tienes que conocer que necesita la empresa.

El primer paso para enfrentarte a la primera entrevista es la investigación de la empresa y de las ofertas de tu perfil profesional.

Podrás hacerlo desde su página web, desde el anuncio de empleo, Linkedin u otro servicio como el de Glassdor, pero hazlo.

Cuidado con las pruebas técnicas en esta primera entrevista de trabajo.

Investigar a la empresa no solo tiene la función de conocer información sobre el trabajo que allí se realiza, sino también poder conocer cómo es el proceso de selección.

La primera entrevista siempre será la parte del proceso donde más sorpresas puedes llevarte, ya que te puedes encontrar con una entrevista telefónica larga, que no esperabas.

Quizás sea una dinámica de grupo, o tal vez una prueba técnica para valorar tus competencias y dominio de una herramienta.

Ejemplo

Imagínate que para el puesto de trabajo hace falta un dominio de inglés de C1, posiblemente esta primera te la hagan integra en inglés o tengas que conversar en algunos momentos en ese idioma.

Lo mismo puede pasar si tienes que tener un buen dominio de Excel o cualquier otro programa… Así que infórmate bien sobre cómo hacen las entrevistas en la empresa donde te gustaría trabajar.

Tómatela en serio.

No sé si te ocurre, que cuando te llaman para una entrevista, tienes una sensación entre alegría, en un primer momento miedo, después una seguridad que va brotando y acabas como con la idea de que no hace falta tanta preparación, que con la experiencia que tienes eso lo verá el seleccionador.

Obviamente un reclutador entrenado puede ver un poco de tu potencial, pero la realidad es que si no prácticas, si no preparas un buen discurso, si no asientas unas ideas claras sobre tu experiencia profesional, si no buscas dentro de ti aspectos que te diferencien… Será muy difícil que tengas éxito en una entrevista.

Por eso, tómatelo en serio, en el sentido de explorar e indagar un poco más sobre ti, no te quedes en la superficie. Puede ser que hagas diferentes entrevistas, y sin una buena reflexión es complicado mostrar mensajes claros sobre tu candidatura.

Diseña la primera impresión que quieras mostrar.

Sé que diseñar es un verbo un tanto extraño, pero tienes que ver la entrevista de selección como una propuesta de profesional. Vas a mostrar quién eres, para que quieres trabajar en ese lugar, cómo lo harías si llegarás a conseguirlo, en que podría mejorar la empresa teniéndote en la plantilla.

Ves a lo que me refiero con diseñar… observa que tipo de profesionales tiene la empresa y que tipo de profesionales necesita. Asegúrate de presentarte correctamente, demuestra tus valores y porque encajan con la empresa.

Es cómo hacer una especie de retrato robot del profesional que quieren e intentar acercarte lo máximo posible a ese retrato.

Para ello, siempre podrás preguntar a compañeros que hayan trabajado en la empresa, conocer a personas que estén trabajando en este momento, buscar información en diferentes medios digitales, o ir como cliente, si fuera el caso de un centro comercial.

No mientas al explicar tu dominio de competencias y experiencia.

Que tengas claro el profesional que necesita la empresa, y que sepas exactamente lo que quieres mostrarle al reclutador, no significa que tengas que mentir para que encaje lo que necesitan con lo que tú ofreces.

Posiblemente tengas más éxito siendo honesto, que mintiendo… Recuerda que una empresa puede que no te contrate para este puesto, pero si ven potencial en ti, posiblemente te llamen para otro puesto donde encajes incluso más que para el que estás postulando.

Ejemplo

Envías un curriculum para una oferta de educador de menores, haces la entrevista y le gustas al reclutador, pero necesitan a una persona que conozca una metodología concreta que tu no dominas del todo. Pasado unos meses vuelve a necesitar la entidad un profesional educador de menores, esta vez no hace falta que conozca una metodología, solo que tenga algo de experiencia y se acuerdan de ti y te llaman para ver si estás desempleado y ofrecerte el trabajo.

La persona podría haber dicho que conocía la metodología y quizás lo hubieran contratado, pero que hubiera pasado cuando se dieran cuenta de que había mentido… Pues posiblemente no te tendrían en tan alta estima.

Ten preparadas las preguntas típicas para una primera entrevista de selección

En prácticamente todas las entrevistas de selección se repiten una serie de preguntas, que son clásicas y necesarias para romper el hielo o ahondar un poco en las características del candidato.

Estás preguntas básicas para cualquier proceso de selección tienes que conocerlas al dedillo antes de la primera entrevista. Así que ya sabes que tienes trabajo por delante para prepararlas desde este momento, hasta que llegue la próxima entrevista.

Práctica las diferentes fases de la primera entrevista de trabajo.

Cualquier entrevista de selección tiene diferentes fases que tienes que conocer para ir amoldándote a ellas, y controlar tu lenguaje corporal, los mensajes que quieres transmitir y la impresión que quieres causar.

Ten en cuenta que la primera, segunda y tercera entrevista, si son de formato clásico constarán de tres momentos:

  • Fase inicial: Rompe hielo
  • Fase de desarrollo: Pregundas concretas
  • Fase de cierra: Conclusióny preguntas del candidato

Cada una de ellas demandará por tu parte una preparación, y una serie de acciones concretas a realizar.

Conclusión sobre la primera entrevista personal

Todos estos consejos no solo te van a servir para la primera entrevista, cualquiera de las otras entrevistas que puedas tener durante el proceso de selección van a necesitar de las reflexiones que estás realizando con este post de hoy.

¿Qué te ha parecido este artículo? ¿Has llevado a cabo todas estas acciones para enfrentarte a tu primera entrevista de selección? ¿Qué otras acciones has realizado que no he mencionado en el artículo?

Si quieres seguir aprendiendo sobre entrevistas de trabajo, no dudes en leer los siguientes artículos: 👇 👇 👇

¡¡¡MUCHAS GRACIAS POR LEERME!!! Espero que los contenidos te sirvan para saber cómo preparar una primera entrevista de trabajo exitosa. Si te ha gustado y crees que puede servir a otras personas ¡Compártelo por redes! También estaré encantado de responder a las preguntas que puedas tener, así que puedes dejarme un comentario con dudas o con temas de los que te gustaría que hablara en el blog.

Deja un comentario