Listado de CREENCIAS LIMITANTES en tu Búsqueda de Empleo + Ejercicio

La búsqueda de empleo está llena de mitos y frases hechas que a base de repetirse han calado en los pensamientos y conductas de muchas personas que buscan trabajo.

Seguro que en más de una ocasión te has sorprendido en una conversación con amigos diciendo la típica frase: “Solo encuentran trabajo los enchufados”

Después de 2 semanas en las que he estado realizando charlas informativas y entrevistas grupales para un programa en el que estoy trabajando, sin duda esta frase ha sido la campeona.

Y ahora que lo pienso, vaya problema más grande, cuando no podemos ver más allá de una idea cómo la del enchufe en el mercado laboral, ¿Qué nos queda? ¿Resignarnos?

Te voy a contar algo que creo que es necesario, cuando un pensamiento cómo el mencionado anteriormente, lo repetimos hasta la saciedad, se convierte en creencia y una creencia puede ser limitante o potenciadora. En este caso ¿Qué crees que generara en ti y tu búsqueda de empleo el pensamiento sobre el enchufe?

Las conclusiones a las que llegues te darán muchas pistas sobre si está limitándote en tu consecución de objetivos…

Para que te quede más claro el concepto, y puedas trabajar sobre tus creencias, quiero que estés atento a lo que tengo que contarte.

¿Qué es una creencia?

Según la Real Academia Española (RAE) define creencia como: “El firme asentimiento y conformidad con algo. La creencia es la idea que se considera verdadera y a la que se da completo crédito como cierta”

Creo que con esta definición está bastante claro, ¿Crees realmente que TODAS las personas que consiguen trabajo son por tener un enchufe?

Hace un tiempo, yo tenía esa forma de pensar, pero un día comencé a analizar y cuestionar este pensamiento, lo desmenuce en datos dentro de mi círculo de amistades, y me di cuenta de que estaba ante una GRAN CREENCIA que me limitaba. ¿Por qué crees que me estaba limitando?

Porque era un obstáculo en el camino hacia mis objetivos, el hecho de interpretar la creación y gestión de una red de contactos por parte de las personas de mi alrededor cómo un enchufe, generaba en mí una serie de estados emocionales que me hacían no tener la energía suficiente para enfocarme en lo verdaderamente importante: ¿QUÉ ESTÁN HACIENDO MIS AMIGOS PARA CREAR UN RED DE CONTACTOS SALUDABLE Y QUE ESTOY HACIENDO YO?

En el momento en el que comprendí que había acciones que yo no hacía porque mis creencias limitantes no me dejaban verlas, comencé a cambiar mis hábitos de relaciones, empecé a mirar desde otra perspectiva y mis relaciones poco a poco fueron mejorando, cómo resultado del cambio de visión, tenía más visibilidad, disfrutaba más de las relaciones y mis conocidos me llamaban cuando se enteraban de ofertas de empleo de mi perfil profesional.

Listado de creencias limitantes

Por desgracia, la búsqueda de empleo está plagada de creencias limitantes, que no hacen más que alejarnos de nuestros objetivos, para que puedas ver si te ves reflejado en alguna de las creencias limitantes más comunes, te presento un gran listado de frases que posiblemente hayas dicho en algún momento y que cómo verás todas se caen por su propio peso:

Enviar más CV te da más posibilidades de encontrar trabajo

Cómo ya he comentado en más de una ocasión, el 80% de ofertas de empleo no aparecen en portales de empleo, son ocultas, y el envío masivo de CV lo único que puede lograr es que acabes por gastar tus energías en el 20% de ofertas que si aparecen.

Lo ideal es evaluar tu candidatura, investigar a la empresa y adaptarte a lo que piden y puedes ofrecer, esto conlleva tiempo, el refranero español tiene un gran refrán para esto: “El que mucho abarca, poco aprieta”. Céntrate en utilizar todas las herramientas que están a tu alcance y busca efectividad en tus acercamientos a las empresas.

Con una buena formación encontraré trabajo seguro

Es cierto que según muchos estudios a mayor nivel de formación, mayores posibilidades laborales y mejores sueldos, pero esto no significa que por tener una formación superior se tenga un trabajo asegurado.

Hoy en día, el mercado laboral está dando un giro de 360º, con los medios informáticos y la información al alcance de una gran mayoría de personas, se comienzan a poner muy en valor las competencias y la actitud, así como el encaje de los valores de los profesionales con los de las empresas. Por lo tanto, existen multitud de variables que hacen mejorar tu empleabilidad más allá del nivel formativo.

Si no tienes enchufe no conseguirás trabajo

Somos animales sociales, disfruta de tus relaciones, crea redes de contactos saludables y duraderas, preocúpate por los demás, conócete y aporta valor, centra tu foco en los que han conseguido esas “supuestas personas enchufadas” en vez de seguir maldiciendo tu mala suerte y envidiando lo que otros han conseguido. Pregunta, relaciónate, da sin pedir a cambio y tarde o temprano tu red de contactos crecerá y disfrutaras de ese contexto sano.

No llamare para preguntar por la situación de mi candidatura para no parecer desesperado

La llamada aclaratoria de la situación del proceso de selección es algo que normalmente y ante la pasividad de muchos seleccionadores habrá que hacer, siempre es bueno hacer una llamada después de un periodo prudencial de unos 3 a 7 días, en la que contextualizarás la entrevista en la que estuviste, y preguntarás por la situación de tu candidatura. Es algo que también puedes hacer vía email y que puede tener beneficios, al mostrar interés por la empresa y proactividad.

Una entrevista es como un examen que hay que pasar

En realidad una entrevista es más cómo una negociación, al final un seleccionador tiene que cubrir un puesto de trabajo con un profesional cualificado y que encaje en la empresa, y por otro lado hay un profesional que tiene una serie de cualidades, capacidades y conocimientos que son necesarios para la solución de problemas en la empresa. Quítate la presión, ten clara tu aportación de valor y lo que necesita la empresa, y conversa sobre los beneficios de una unión entre ambos.

Con la crisis no hay trabajo

¿Cuántas personas tienen trabajo en España en este momento? ¿Cuántos están desempleados? ¿Cuántas empresas no son capaces de encontrar personal cualificado para sus necesidades? ¿Cuántas personas de tu círculo de amistades han encontrado trabajo en los últimos 5 años?

Es verdad que la crisis ha sido y sigue siendo agresiva, pero las personas también tenemos cierto control sobre nosotros, tomamos decisiones desde que nos levantamos o nos quedamos 5 minutos más en la cama. Apuntarnos a una formación sobre estrategias de búsqueda de empleo o seguir enviando CV a todo tren. Hablamos con nuestros contactos o nos encerramos en nosotros mismos.

Puedes centrarte en lo que no puedes influir o centrarte en lo que verdaderamente tienes control e influencia ¿Qué eliges?

Si no me han cogido en la entrevista es porque no les intereso

Los otros días me paso algo curioso, estaba entrevistando a dos personas por separado, y ambas habían optado al mismo puesto de trabajo, a uno lo habían contratado y a otro no.

Una vez que exploramos las razones de porque uno sí y otro no, pudimos ver que la realidad es que necesitaban a un profesional que hubiera hecho el trabajo anteriormente y pudiera estar operativo desde el primer día y en este caso, fue al que escogieron.

¿Eso significa que a la persona que no escogieron no la van a volver a llamar? Pues posiblemente si les gusto, estará en la mente del seleccionador para una oferta más acorde a su experiencia profesional.

Muchas veces la simple necesidad inmediata de la empresa hace que personas muy válidas no consigan el empleo, pero eso no significa que no sean interesantes para la empresa.

Con lo bien que hice la entrevista, no entiendo porque no me han contratado

La entrevista es una prueba de fuego para cualquier candidato, genera nervios, ideas encontradas,  inseguridad u optimismo sobre si lo que ha dicho o hecho es correcto, y la realidad es que el sentido común es lo único que hace falta.

Muchas veces olvidamos una parte fundamental, la valoración objetiva de la entrevista, si no evaluamos los diferentes fallos, si creamos distorsiones que hacen que solo veamos lo que creemos que es lo correcto, difícilmente vamos a superar una entrevista de selección.

Lo mejor para acabar con la falsa idea de siempre hago bien las entrevistas pero no me cogen es practicar mucho y pedir feedback a los seleccionadores una vez descartado, para seguir mejorando.

Lleva un registro de entrevistas y posibles errores, es una buena forma de ir puliendo tus habilidades comunicativas, tu perfil profesional y tu adaptación a las empresas.

Voy a poner el CV con colores que así seguro que me llaman

Es verdad que el apartado visual puede ser interesante para ciertos perfiles profesionales, pero sin un buen contenido difícilmente podrás distraer a un seleccionador de personal experimentado. Hay otras muchas variables que son importantes para enamorar al seleccionador con tu curriculum, una buena estructura, unas secciones bien elaboradas, y un contenido enfocado a lo que necesita la empresa son algunas de los muchos aspectos a tener en cuenta. Además del apartado visual no caigas en ninguno de estos otros errores.

Voy a poner en el CV todo lo que he hecho porque así se ve lo buen trabajador que soy

Esta semana he visto un curriculum vitae de siete hojas para una persona que tenía un año de experiencia, y además de quedarme atónito, he estado reflexionando sobre la necesidad de explicar las posibilidades que surgen con los medios informáticos y la identidad digital para dejar constancia de todos esos cursos, aptitudes y formaciones que hemos hecho en nuestra vida, que son importantísimos porque nos hacen estar donde estamos, pero que quizás no son adecuadas para según qué puestos u objetivos profesionales.

Tener más formación no te hace mejor trabajador, es cierto que te puede abrir puertas en un sector concreto, pero el que es buen trabajador, lo es por un conjunto de aspectos, entre los que destaco la actitud, competencias, valores, experiencias y conocimientos.

Muchas veces menos es más, en un mundo con tanta sobreinformación se agradece un poco de simplicidad y brevedad, crea un curriculum vitae de una u dos páginas, con la información clara y necesaria, los seleccionadores te lo agradecerán.

En la empresa que quiero trabajar no contratan a nadie

¿Qué acciones has hecho para saber que no contratan a nadie? ¿Has contactado con algún profesional de la empresa? ¿Has estudiado sus tendencias de contratación? ¿Has hablado con el seleccionador de personal? ¿Tienes una idea clara de que no contratará en cierto periodo de tiempo?

Puede ocurrir que la empresa no tenga un puesto vacante en este momento, o quizás es que no ha llegado el profesional necesario, la autocandidatura es una buena forma de hacerte visible para la empresa junto con una buena estrategia de marca personal, y una identidad digital coherente contigo. Nunca sabrás si la empresa no va a contratar a nadie sino haces una pequeña investigación para asegurarte realmente de las posibilidades que tienes de trabajar ahí.

En esta fecha no busco trabajo porque no suele haber.

Es verdad que existen los empleos estacionales, hay periodos de tiempo más propicios para encontrar empleo y también hay periodos menos propicios en algunos sectores, pero la realidad es que el que se queda en casa esperando a que pase el tiempo, no conseguirá sus objetivos.

Por ejemplo, si eres esteticista, el periodo de invierno y sobre todo después de navidades es una fecha difícil, porque las personas suelen ir menos a buscar estos servicios. ¿Por eso tenemos que abandonar casi dos meses la búsqueda de empleo?

Obviamente NO, es imposible saber cuándo es el momento oportuno para buscar, quizás haya un nuevo centro de estética que tenga previsto abrir, o alguien cambie de trabajo y deje el puesto vacante, en definitiva hay muchas situaciones que pueden darse y que dejarían la posibilidad de ser contratados por las empresas.

Ten claro tus objetivos, haz una buena fase de autoconocimiento, explora tus fortalezas y diseña herramientas de búsqueda de empleo basadas en lo que puedes aportar a las empresas, con todo ello siempre tendrás más posibilidades de ser contratado.

No tengo suerte, así que nunca encontrare trabajo

Según la RAE la suerte es un encadenamiento de los sucesos, considerado como fortuito o casual. Pero la consecución de objetivos está más basado en la creación de hábitos y un plan de acción que en sucesos fortuitos.

Si tú envías un curriculum vitae a una empresa, pueden llamarte a la entrevista o no. Pero si tú no envías un curriculum a la empresa, seguro que no te van a llamar.

Si tú vas a desayunos o ferias de empleo para hacer networking, puedes conseguir crear una buena red de contactos o no. Pero si tú no vas a los desayunos o ferias de networking, seguro que no vas a lograr crear una buena red de contactos. Así con todo lo que tiene que ver con tu búsqueda de empleo 

Haz que la suerte surja por medio de tus actos, por medio de tu acción, de tu planificación, de la forma en que pones en valor tus competencias, de la generación de visibilidad, y haz que la suerte sea solo una consecuencia de un trabajo bien hecho.

La culpa de mi desempleo es del gobierno y de las empresas.

Ciertamente, toda la culpa del desempleo no radica en la persona que está buscando trabajo, existe un sistema económico, social y cultural en el que te mueves, y existen causas externas a ti que no puedes controlar, por eso mismo tienes que basar tu búsqueda de empleo en los aspectos que si puedes controlar.

¿Qué emociones sientes cuando hablas sobre las tasas de desempleo o cualquier otra situación del mercado laboral? Tienes que saber que esas emociones posiblemente surjan por medio de tus pensamientos, y genera en ti una serie de conductas, que no hacen más que retroalimentarse negativamente.

Esta secuencia de pensamiento (La culpa es del gobierno) que genera emociones (Ira, frustración) y hace que tengas una serie de conductas (No preparar mi búsqueda de empleo). Tiene que cortarse, y rediseñarse para que exprese pensamientos sobre lo que tu si puedes controlar de tu búsqueda de empleo.

Si voy a una formación en estrategia y herramientas de búsqueda de empleos es una pérdida de tiempo, que puedo dedicar a enviar CV

La formación es una inversión, en un mundo hiperconectado, tienes muchas posibilidades formativas tanto online cómo offline, y todas y cada una de ellas puede ser de utilidad para una mejora de tus competencias, aprender algo que estabas obviando o simplemente estar al día de las tendencias en recursos humanos, búsqueda de empleo o capacitación.

En este momento te encuentras en un mercado laboral volátil, con muchas incertidumbres, complejo y ambiguo. Por lo que buscar a profesionales que puedan proveerte de nuevas formas de buscar trabajo para adaptarte a esta situación nunca es una pérdida de tiempo.

creencias limitantes y aprendizaje

¿Cómo puedes cambiar las creencias limitantes?

Las creencias limitantes tienen un componente de peligrosidad, debido a que si convives mucho con una idea que te está bloqueando, está puede convertirse en realidad, no permitiéndote desarrollar tus recursos para acercarte a tu objetivo, provocándote abandono, falta de disfrute de determinadas acciones o incluso resignación a volver a intentar algo… Por ello es importante que prestes atención a la siguiente secuencia de acciones que te propongo para cambiar tus creencias limitantes por unas creencias más realistas.

Identificación de la creencia limitante

No puedes cambiar nada de lo que no eres consciente. Por eso, el primer paso para cambiar una creencia limitante es identificarla. Para ello, puedes utilizar una libreta o las notas del móvil.

La cuestión es que cuando seas consciente de las creencias expuestas en el artículo, u otras distintas, lo anotes. Así podrás ir valorando los momentos en los que ocurre, la cantidad de veces que hablas sobre ello, o incluso cómo te sientes cuando piensas en esas ideas.

Búsqueda de la base de la creencia limitante

Toda creencia tiene alguna intención positiva cuando surge, posiblemente pensar que todos los que encuentran trabajo están enchufados, te protege de crear relaciones, ponerte en acción para conocer a otros profesionales o sentirte mal sino consigues apoyo de otras personas.

El problema radica en la parálisis que puedes tener al creer que solo se consigue trabajo con enchufe, esto puede hacer que no intentes mejorar tu búsqueda de empleo porque te resignes a esa idea.

Hazte preguntas para explorar sobre la creencia: ¿Dónde escuchaba esta frase? ¿Cuándo fue la primera vez que comencé a pensar esto? ¿Qué beneficios me trae este pensamiento? ¿Qué problemas me está provocando este pensamiento? ¿Cuál es la inquietud que hay detrás de esta idea? ¿Cuál es el pensamiento opuesto a esta idea?

Cuestionamiento de la creencia limitante

Una vez explorada la creencia, visto de donde viene y que te está provocando, es hora de que pases a una actitud retadora. ¿Es verdad que todas las personas encuentran trabajo por enchufe? ¿Qué hechos demuestran lo contrario de esta creencia? ¿Qué te está costando, qué precio estás pagando por tener esta creencia? ¿Sientes paz o estrés con esta creencia en tu interior?

La idea es que te des cuenta de los errores que existen en esa creencia, que la veas cómo lo que es, una creencia limitante para la consecución de tus objetivos en este momento.

Cambio consciente de creencias

Ya tienes localizada la creencia limitante y también tienes claro que esta creencia te está bloqueando en la búsqueda de tus objetivos, ahora tendrás que cambiarla por una creencia más acorde a lo que quieres conseguir.

Si en un primer momento tu creencia estaba basada en una estructura parecida a esto:

creencias limitantes en la búsqueda de empleo

Tendrás que buscar una relación más sana entre tus pensamientos, emociones y conductas, obteniendo una idea con la que trabajar más detalladamente hacía el cambio en esa creencia que te está limitando.

Cambio de creencias limitantes para la búsqueda de empleo

Limitación de la creencia

Muchas veces las creencias están no solo incrustadas en nuestros pensamientos, sino también en los de las personas que nos rodean, por lo que se hace todavía más difícil lograr un cambio verdadero. Si quieres conseguir una nueva perspectiva, busca personas que estén en sintonía con esa nueva perspectiva. No se trata de abandonar a tus amigos, familiares o compañeros de trabajo, sino de buscar también otros ambientes que te enriquezcan con nuevas ideas que sean beneficiosas para los cambios que quieres realizar en tu vida profesional.

Incorporación de nuevas creencias

Los cambios de creencias no son fáciles, nuestro cerebro siempre tiende a la comodidad, porque suele requerir menos cantidad de energía permanecer en el mismo estado “conocido” que invertir esfuerzo en algo que implique cambio, a pesar de pagar un alto precio por no llevar a cabo las acciones necesarias para salir del estado actual.

Tienes que tener en cuenta, que por regla general tendemos a la satisfacción cortoplacista, por lo que todo lo que tenga que ver con una inversión larga, donde no se puedan ver las ganancias rápidamente será un obstáculo que tendrás que ir sorteando con una buena estrategia de objetivos, y celebraciones de logros.

Para acabar con las creencias que te están limitando ve cambiándolas poco a poco por otras creencias potenciadoras, y más realistas.

Creencias limitantes vs crencias realistas

Con este último apartado termino las distintas acciones para cambiar creencias limitantes por creencias potenciadoras o realistas.

¿Te animas a trabajar las creencias que te están limitando el alcance de tus objetivos?

Espero que este artículo te sea de utilidad y puedas empezar desde ya con la práctica… Si crees que puede servirle a algún contacto !COMPÁRTELO EN REDES SOCIALES! y si tienes alguna duda o simplemente quieres conversar, déjame un comentario. 

Muchas gracias por leerme y ya sabes !A DARLE CAÑA A TUS CREENCIAS!

Listado de creencias limitantes para la búsqueda de empleo

Deja un comentario

2019 innovateparaelempleo.es – Todos los derechos reservados · Construido por minet.es