Cómo responder a la pregunta ¿POR QUÉ HAS ESTADO ESTOS AÑOS SIN TRABAJAR?

Cómo responder a la pregunta ¿POR QUÉ HAS ESTADO ESTOS AÑOS SIN TRABAJAR?

Uno de los grandes temores que minan la confianza de muchas personas cuando van a una entrevista de selección es la posibilidad de no convencer con su explicación sobre los años que lleva sin trabajar al seleccionador.

Esta es una de las razones por las que los candidatos se sienten inseguros ante una posible entrevista y se bloquean ante esta pregunta.

Es verdad que nos encontramos en un mercado laboral donde existen muchas variables que pueden hacer que consigas o no consigas el empleo deseado, pero también es verdad que incluso con todas esas variables, existen personas que logran sus objetivos, con situaciones parecidas a la que estás teniendo tú en este momento.

¿Qué diferencia a una persona que consigue el trabajo con otra que no teniendo características muy parecidas?

La realidad es que son muchos los factores que se presentan cuando te presentas a una oferta de empleo y cuando llegas a la fase de entrevista de selección.

Unos serán controlables por ti y otros quedaran a merced de la subjetividad e incluso de los requerimientos explícitos demandados por la empresa. Es verdad que nunca vas a tener la seguridad de saber que por muy bien que hagas la entrevista, vas a conseguir el objetivo.

Pero sí que tienes que tener en cuenta que cuanto más profesional seas y parezcas más oportunidades tendrás o por lo menos más preparado estarás para cuando llegue el momento oportuno.

Siempre me gusta pensar que tiene que haber una base desde donde empezar, y esa base tiene que ser un poco más de lo mínimo requerido para ser un buen profesional (Una buena identidad digital, unas herramientas de búsqueda de empleo actualizadas y adaptadas, y un buen conocimiento de quién eres cómo profesional)

Cuando llegas a una entrevista, aunque tengas una laguna de años en su Curriculum Vitae, tienes que tener la idea clara de que tienes lo necesario para desempeñar el puesto de trabajo, de lo contrario no te habrían pedido más información sobre ti.

Así que úsalo para tener más confianza, y céntrate en tener un buen conocimiento del trabajo que se realiza en la empresa, explora tu aportación de valor (esto no cambia por muchos años que estés sin trabajar, todos tenemos competencias, conocimientos, actitudes que son únicas y necesarias para muchas empresas)

Pero eso sí, cuando tienes una gran laguna laboral, tienes que tener en mente que la práctica de situación de entrevista es primordial, además del buen estudio de lo que necesita la empresa. Toda información que recojas es poca para lograr armar un buen discurso, coherente, realista y que haga llegar tu ACTITUD y PROPUESTA DE VALOR al seleccionador.

Si realmente quieres expresar tus ganas de trabajar en esa empresa y sentirte preparado para responder a esta pregunta, ten en cuenta estos aspectos:

Tener claro el motivo de tu periodo sin empleo

  • ¿Qué has hecho en estos años de desempleo?
  • ¿Has seguido formándote?
  • ¿Has realizado actividades sociales o de voluntariado?
  • ¿Has tenido un año sabático?
  • ¿Has tenido un familiar enfermo?

entrevista trabajo

Cuando llevas mucho tiempo en desempleo, puede llegar un momento en el que no sepas exactamente cómo has llegado a esa situación, quizás fue que decidiste cuidar a tus hijos recién nacidos, te fuiste de un trabajo donde no estabas bien o decidiste dedicar un tiempo a formarte que se alargó más de lo esperado.

Tanto en una situación como en otra, lo importante es que tengas muy claro el motivo, así te será más fácil explicarlo.

Lo apropiado es mostrar que no has estado parado, quizás no has estado realizando el trabajo en una empresa pero si has seguido creciendo personal y profesionalmente. El hecho de estar un periodo sin trabajar no borra de un plumazo todo lo que has hecho en tus trabajos anteriores, ni mucho menos lo adquirido a lo largo del periodo de desempleo.

Clarifica tus ideas y prepara una entrevista donde se observe tu actitud, tu pasión, e intenta conectar emocionalmente con el seleccionador.

Por ejemplo, Decidí dejar mi último empleo para cuidar a mis padres, considero que la familia es importante, yo soy responsable, constante y decidido, por ello tome la decisión de dedicar el tiempo necesario a la familia, sabiendo que tengo lo necesario para volver a retomar mi carrera profesional una vez sea necesario, creo que hay momentos para todo en la vida, y ahora es el momento de poder desarrollar todos mis conocimientos y competencias en su empresa.

Siempre he estado ligado al mundo del sector socio comunitario, incluso en el tiempo que he estado cuidando a mi familia, he estado formándome para mejorar su calidad de vida y no perderme profesionalmente.

He estado haciendo cursos sobre higiene y atención sanitaria domiciliaria, además de otro de mejora de las capacidades físicas y primeros auxilios para las personas dependientes en el domicilio, además este período ha servido para conocerme mejor a mí mismo, y tener claro quién quiero ser profesionalmente, cómo auxiliar de ayuda a domicilio soy paciente, comunicativo e intento mejorar cada día para dar un mejor servicio, todos llegaremos a la tercera edad y ahora mismo tengo la posibilidad de ayudar a personas para que sigan teniendo calidad de vida…

Existen muchas posibilidades por las que una persona está un largo tiempo en desempleo, saber para qué tomaste esa decisión, cual fue la razón por la que has estado un tiempo dedicándolo a otra actividad es importante para enlazar tu discurso, intenta mostrar quién serías tú dentro de la empresa.

Si logras expresar una imagen real sobre ti dentro de las funciones que vas a llevar a cabo, estás saliendo rápidamente de la pregunta porque has estado tanto tiempo sin trabajar (pasado) para centrarte en lo que vas a hacer en tu nuevo trabajo (presente – futuro), cambias el foco y puedes explicar mejor tu aportación de valor, basada en el ahora, con todo tu bagaje personal y profesional.

Estudiar la oferta actual y otras anteriores

  • ¿Cuáles son las principales funciones del puesto?
  • ¿Has realizado alguna vez esas funciones?
  • ¿Qué competencias se requieren en tu sector?
  • ¿Serías capaz de explicar tus competencias por medio de acciones concretas?
  • ¿Tienes que dominar algún programa informático o proceso de trabajo?

hombre con lupa

Cuanta más información tengas sobre tareas, funciones y conocimientos que vas a desempeñar en el trabajo, más posibilidades tendrás de explicar cómo puedes hacer estás labores.

Ten en cuenta que especificar muy bien lo que harías una vez entres a trabajar en la empresa le da credibilidad a tu discurso, muestra claramente que conoces las funciones e incluso sería apropiado decir ejemplos de situaciones en las que desarrollaste esas funciones de forma profesional, exponiendo competencias que sean demandas para el puesto.

Por ejemplo, decidí cuidar durante X años a mis hijos, ya que consideraba que era importante vivir esa etapa de mi vida, centrarme en la crianza de mis hijos ha sido un desafío, del cual me siento orgulloso, y ahora es el momento de buscar un proyecto en el que volcar mis ganas de crecer personal y profesionalmente.

En todo este tiempo he seguido al tanto de la actualidad del sector, conozco perfectamente el trabajo que tendría que realizar cómo administrativo de banca, estoy acostumbrado a la gestión de servicios de medios de pago, tengo experiencia en la gestión de tarjetas de crédito y débito, cajeros y TPV, además me apasiona el trabajo de atención al público, me gusta relacionarme con las personas con amabilidad, respeto y buscando la solución a sus necesidades para una mayor fidelización.

Se de la importancia que se le da en esta entidad al trato con el cliente y por eso, puedo decirle que llevo años siendo la presidente del AMPA del Colegio, y actuando como voluntario en una asociación atendiendo a las necesidades de diferentes colectivos…

Para poder conectar tu discurso con las necesidades de la empresa, tienes que conocer bien lo que piden, los valores que hay en la empresa y ser capaz de aunar todos los conocimientos que has ido adquiriendo a lo largo de tu experiencia de vida con lo que requiere el puesto. Explota tus logros, competencias, valores, funciones… todo lo que haga falta para mostrarte como una persona activa, con una verdadera actitud de estar ya preparado para el trabajo.

Prepara tu propuesta de valor

  • ¿Con qué adjetivos te describes?
  • ¿Quién eres y qué haces?
  • ¿Cuáles son tus competencias técnicas?
  • ¿Qué suelen pedirte que hagas otras personas?
  • ¿Qué piensan de ti otros profesionales?

Personas llegando a la meta

Para lograr centrar el foco del seleccionador en aspectos distintos al simple hecho de llevar X años desempleado, vas a tener que mostrar una verdadera propuesta de valor, un conjunto de conocimientos, competencias y actitudes que muestren porque debería de contratarte a ti y no a otro.

Recuerda que todo lo que puedas explicar de forma objetiva, con datos o acciones cuantificables son un punto a tu favor, en cuanto que el seleccionador puede hacerse rápidamente la idea de tu rendimiento profesional.

Tienes que mostrar coherencia entre lo que dices que haces y haces realmente, reflejar valores y competencias que hagan que destaques por encima del resto

Busca quién eres realmente, valora tus logros, acciones, y comportamientos que has llevado a cabo a lo largo de los años y crea un buen perfil profesional, que explique lo que puedes hacer por esa empresa con todo lo que tienes ahora mismo y con lo que quieres llegar a ser dentro de la misma.

Por ejemplo, He estado X años desempleado, pero en constante formación sobre orientación laboral para adaptarme a los requerimientos de mi sector profesional, soy una persona con iniciativa y actualizada, valoro mucho el aprendizaje continuo, estoy atento a las tendencias del mercado laboral y por eso he dedicado este tiempo a centrarme en mejorar mis competencias investigadoras para aprender sobre el funcionamiento del desempleo, y poder así ayudar mejor a las personas que se encuentran en esta situación.

Mi formación abarca desde el trabajo socio laboral, hasta el conocimiento del funcionamiento de la administración y la creación y gestión de proyectos sobre empleabilidad. Mi misión como profesional es dar el mejor servicio posible, de forma ordenada, metódica y centrada en las necesidades de las personas y las empresas.

Para ello he creado una página web en este tiempo, donde poder dar consejos sobre estrategia de búsqueda de empleo e intentar mejorar las oportunidades de inserción del mayor número de personas generando más de 1000 visitas diarias…

Tener claro qué es lo que das como profesional, hace que se disipen muchas de las lagunas que pueda tener el seleccionador en el momento de hacer la pregunta sobre ese tiempo que llevas desempleado.

Como puedes observar, existen diferentes formas de enfrentarte a esta pregunta, incluso tantas formas cómo quieras.

Cada persona es única y su situación personal y profesional también. Por lo tanto, lo importante es saber mostrar que puedes realizar ese trabajo, que tienes las competencias necesarias, las ganas, actitud y nivel de implicación con ese puesto.

Para ello, toma conciencia de que puedes lograr el puesto, porque si has llegado a la entrevista significa que tienes posibilidades. Céntrate en desarrollar porque eres justo la persona que necesitan, adapta tu candidatura a lo que la empresa necesita.

¡Siempre y cuando seas realmente capaz en ese momento de hacer el trabajo!, bien porque lo has hecho antes o simplemente porque tienes todo lo necesario para poder hacerlo.

Adelante, no tengas miedo de mostrarte, tienes mucho que dar, aprovecha ese nudo de ganas y energía que tienes en el estómago después de un periodo en desempleo.

Y si aun así no consigues el objetivo, se paciente, constante, y busca siempre un poco más de la base que se le exige a un buen profesional, hazte preguntas que te sirvan para seguir creciendo y diseñando tu PROPUESTA DE VALOR.

MUCHAS GRACIAS POR LEERME!! Si crees que esté artículo puede ayudar a tus contactos para enfrentarse mejor a la pregunta sobre períodos largos de desempleo, COMPARTELA EN REDES!!

Comentarios (2)

  • Creo que entender cada uno de estos párrafos es de una gran autoayuda.
    La implicación, las ganas y la pasión de cada uno de nosotros en aquello que hacemos en determinados momentos de nuestras vidas debe ser nuestra gran competencia.
    Sin dejar de » ser uno mismo» se es capaz de llegar a la meta.

    • Efectivamente María del Mar. La vida está llena de prioridades, momentos de dedicación a unos u otros aspectos de nuestro día a día. Y eso es algo que también hay que poner en valor. Con todo lo que nos pasa podemos aprender y mejorar, saber mostrarlo de la forma adecuada ayudará a que la balanza se incline a nuestro favor.
      Que tengas una buena semana!!!

Deja un comentario

2019 innovateparaelempleo.es – Todos los derechos reservados · Construido por minet.es