Cómo poner las(REFERENCIAS)en un Curriculum Vitae

Sigo con la explicación de algunas partes del curriculum vitae. Si en otros artículos has podido observar errores al elaborarlo, secciones como las competencias o los idiomas. En este post te traigo una parte que puede ser interesante que incluyas, como son las referencias.

De hecho, posiblemente sin darte cuenta, ya estás dando referencias tuyas a los seleccionadores de personal al tener un perfil de Linkedin abierto o un blog.

¿Por qué digo esto?

Porque en Linkedin aparece un apartado de referencias, que puede ser, que tenga alguna información de antiguos compañeros de trabajo explicando tú forma de trabajar.

Si no la tienes, no pasa nada. En el curriculum vitae también puedes crear tu sección de referencias.

Por ello, he preparado este artículo, donde te voy a explicar todo lo que necesitas saber sobre un apartado que, como todos, en el CV puede ser un punto a tu favor, según tus circunstancias.

¿Qué me dices? Te interesa saber cómo puedes colocar las referencias en tu curriculum y los mejores consejos para que lo hagas a la perfección.

¿Qué son las referencias?

Lo primero que quiero que entiendas es que las referencias son personas que han trabajado contigo en algún momento de tu vida profesional.

Son los contactos que pueden hablar con el seleccionador sobre tu desempeño laboral, y por ello, en muchos procesos de selección se tienen en cuenta.

Según el perfil profesional, más o menos cualificado y los lugares donde estás buscando trabajo, se puede dar con mayor asiduidad la práctica de pedir información a tus contactos por parte de las empresas.

Por tanto, es algo que tienes que tener en cuenta, aunque no llegues a poner referencias en el curriculum vitae. Porque durante el proceso de selección pueden pedírtelas.

¿Para qué sirve anotar referencias personales en un curriculum vitae?

Las referencias laborales sirven para comprobar datos. Muchas veces, los seleccionadores tienen dudas sobre si la experiencia del candidato es real y necesitan verificar cómo eres en el plano profesional.

En este caso, un seleccionador que se pone en contacto con una referencia tuya, podrá pedirle información sobre tu forma de trabajar, tu trato con otros compañeros, o si las fechas que muestras en tú CV son verdaderas.

Por lo que, como verás en la parte de consejos, tienes que elegir muy bien quienes van a ser tus contactos en caso de necesitar información sobre tu desempeño laboral.

¿Cuándo es necesario crear la sección de referencias en el CV?

La sección de referencias no es muy utilizada en España, aunque sí es más normal en otros países y para perfiles con una cualificación muy alta.

Como norma general, tienes que tener en cuenta que hay muchas formas de mostrar tus referencias:

  • Recomendaciones en un perfil profesional de Linkedin
  • Opiniones sobre tus servicios en un tu web o blog
  • Sección en tu curriculum con referencias
  • Pequeño espacio al final del curriculum con la frase: “Referencias disponibles a petición”
  • Cartas de recomendación preparadas aparte del CV.
  • Listado de referencias en un documento aparte del curriculum vitae.

La valoración de la utilización de una u otra, será en base a tus circunstancias, los requerimientos de la empresa y la importancia que puedan tener esos contactos para que tu candidatura consiga ser la elegida.

Esta sección del curriculum vitae tienes que crearla teniendo en mente el espacio y la aportación real que hace esa información a tu candidatura. Si estás buscando trabajo de administrativo en una empresa X.  ¿Crees que es más importante poner referencias o exponer tus logros y competencias?

Tendrás que valorar, haciendo un buen estudio de la oferta e investigando a la empresa. Si te merece la pena o prefieres tener tus documentos e identidad digital bien preparada, por sí llega el momento en que te piden la información.

Mi consejo

Ten todas las posibilidades abiertas. Pide tus cartas de recomendación a tus antiguas empresas, habla con compañeros para que muestren tu forma de trabajar en las recomendaciones de Linkedin (Siempre que sean buenas), haz tu listado de contactos y si ves que tienes hueco en el CV y te puede ayudar a llegar a la entrevista… adelante, coloca a las dos personas que mejor puedan hablar de tu trayectoria profesional.

¿Qué datos deben aparecer en las referencias?

En tu curriculum podrás colocar las referencias de dos formas distintas, pero en ambas tienen que aparecer una serie de datos…si o si.

  1. Colocando solo los datos de contacto

Esta es la forma más usual, simplemente tienes que escribir:

  • Nombre y apellidos
  • Puesto que ocupa en la empresa
  • Teléfono de contacto
  • Email
  1. Colocando los datos de contacto con pequeño fragmento de texto

Esta es la forma menos utilizada, pero si tienes espacio y consideras que lo que muestre de ti esa persona marca la diferencia, puedes utilizarla.

Es parecido al fragmento de recomendación de Linkedin, en este caso aparecen los datos de contacto y debajo la recomendación.

Consejos para incluir referencias en el CV

En un mercado laboral donde el 80% de las ofertas de empleo están ocultas, los contactos son una buena forma de conseguir empleo. Para que sepas como mencionarlos en tu curriculum, te voy a mostrar estos consejos:

Crea una lista con posibles referencias

Una de las claves para tener una estrategia de búsqueda de empleo definida, es tener localizados a tus contactos.Si estás intentando conseguir un empleo, te vendría bien tener un documento con todos tus contactos para poder localizarlos en cualquier momento.

Puedes crear una plantilla para tener a mano todas tus referencias, y mostrarla llegado el momento.

Pide permiso a tus referencias para incluirlas en tu curriculum

A nadie le hace gracia que lo llamen con un número desconocido y mucho menos para preguntar por otra persona.Tienes que tener claro quiénes son tus contactos, y si ellos se prestan a que des sus datos personales en tu CV.

No querrás que hablen mal de ti, si han visto que tú estás utilizando sus datos sin su consentimiento.

Avisa a tus contactos de que estás en un proceso de selección

Los contactos no son simplemente para llamarlos en los momentos que los necesitas, hace falta echar leña al fuego debes en cuando. Localízalos, preocúpate por saber cómo se encuentran y de paso explícales que estás en búsqueda activa y postulando a X expresas, por lo que pueden llamarlos en algún momento.

Ponte de acuerdo con ellos sobre las fortalezas y las posibles preguntas que pueda hacerle el seleccionador ¡Más vale estar bien preparados!

Incluye contactos de superiores directos

Es mejor centrarte en incluir los contactos de tus jefes, porque posiblemente haya tenido que supervisar tu trabajo y tendrá una idea clara de tus potencialidades.

No incluyas a familiares ni amigos

Los familiares y amigos pueden conocerte muy bien, pero tienen una idea sesgada sobre ti, por lo que para las empresas no tienen mucho valor esas opiniones. Es mejor que te centres en profesionales con los que hayas trabajado o mantenido contactos formativos.

Busca las referencias más actuales

En un mundo tan cambiante, es posible que el profesor que te ayudo con la tesis de fin de máster, o el director de la agencia de marketing donde trabajaste por primera vez hace tropecientos años no tengan una idea muy actual de tus fortalezas.

Intenta centrarte en tus últimos años profesionales, ya que posiblemente se puedan mostrar más fortalezas y aprendizajes en la actualidad que hace años.

Localiza a todas tus referencias, pero incluye solo las mejores

Es bueno tener una gran lista de contactos, pero si estás en búsqueda activa de empleo tienes que mostrarle al seleccionador a los que mejor te conozcan y puedan hablar bien sobre tus fortalezas.

Tienes que tener en cuenta, que tampoco hace falta abrumar al seleccionador con una lista de 40 referencias. Con un número de entre 2 y 5 contactos puede ser más que adecuado.

Ten lista tu hoja de referencias y llévala a la entrevista.

Como norma general, tendrás una primera entrevista telefónica, donde te dirán si llevar o no referencias a la entrevista de selección. Aunque si por casualidad, no te dijeran nada, y tu hubieras mostrado en tu curriculum tus referencias.

Podrías llevarlas a la entrevista, por si acaso te las piden. Pero, ojo, no se las muestres al seleccionador al principio de la entrevista si no te las requiere.

Haz un repaso a todos los datos de tu listado de referencias.

Mira que estén bien escritos los números de teléfonos, correos electrónicos y el nombre y apellidos, para que el seleccionador pueda ponerse en contacto con ellos.

Si hace tiempo que elaboraste tu listado de contactos, asegúrate de que no han cambiado de email o número de teléfono.

Utiliza las recomendaciones de Linkedin

Ahora mismo acabo de leer en el informe Talento Conectado de Infoempleo del 2018 que el 83% de las empresas consultan las redes sociales de los candidatos preseleccionados antes de tomar una decisión de contratación.

Por lo que, tener buenas recomendaciones de antiguos compañeros de trabajo en redes sociales puede ser una buena forma de diferenciarte de otros candidatos.

Si ves que tienes buenas recomendaciones en las redes sociales o en tu blog y prefieres utilizar el espacio del curriculum para escribir otros datos más importantes. Puedes colocar en tu CV la URL de Linkedin.

Pida una carta de recomendación en tus antiguos empleos.

Puede ocurrir que, en vez de una llamada de teléfono a uno de tus contactos, te requieran una carta de recomendación de tus antiguos empleos.

Muchas veces los seleccionadores no tienen tiempo para llamar a tus contactos, por lo que una carta que muestre tus fortalezas en anteriores trabajos puede ser una forma de llamar la atención del seleccionador.

Si has hecho un buen trabajo en tus anteriores empleos, no dudes en pedir una carta de recomendación para futuros procesos de selección.

Conclusión

Las referencias son importantes dentro de la dinámica del mercado laboral. Los contactos ayudan notablemente en la tarea de conseguir un empleo, por lo que, tener claridad en este aspecto es básico, aunque después no tengas que mencionar a nadie en una entrevista, o ni siquiera lo vayas a colocar en el curriculum.

Haz una lista, valora con quien puedes contar, a quién puedes ayudar, disfruta de la compañía de otros profesionales, esta es una de las claves de la búsqueda de empleo.

¿Tienes claro cuales son tus referencias? ¿Has tenido que mostrar tus referencias en una entrevista de selección? ¿Crees que este artículo puede ayudarte a mejorar esta sección del curriculum?

¡¡¡MUCHAS GRACIAS POR LEERME!!! Espero que los contenidos te sirvan para saber Cómo poner las referencias en tu curriculum vitae y que te ayude a conseguir entrevistas. Si te ha gustado y crees que puede servir a otras personas ¡Compártelo por redes! También estaré encantado de responder a las preguntas que puedas tener, así que puedes dejarme un comentario con dudas o con temas de los que te gustaría que hablara en el blog.


Deja un comentario

Consigue mi ebook gratis:
2019 innovateparaelempleo.es – Todos los derechos reservados · Construido por minet.es
error: Si necesitas compartir este contenido, por favor ponte en contacto conmigo!